Los Sueños Espirituales
Los Sueños Espirituales
 

 
Pétalos de Luz - Espiritualidad Universal
El Loto, Símbolo del Desarrollo Espiritual
Ángel del Faro
Enseñanzas del Maestro Jesús
Y Jesús dijo...
Los Decretos y Los Siete Rayos
LA LLAMA VIOLETA Y LEY DEL PERDÓN
La Llama Trina en Mí
LA MAS ELEVADA FORMA DE ENERGIA
NUEVA ERA
A Los Pies del Maestro
Nacer y Morir (Esa es la Ley)
La Reencarnación
MEDIUMNIDAD, KARMA Y SQES-SAPA
Palabras de Gandhi
Pláticas Inspiradas
ERES TU
Introducción a la Meditación
La Jornada de liberación a través del Puente del Arco Iris - Meditación
La Magia de la Palabra, la Fuerza del Lenguaje y Mantras
El Sonido Creador y Los Mantras
Letras de Mantras
Mantras -Enlaces con Videos
Introducción al Estudio de Los Chakras como Centros de Consciencia
Los Siete Principios Herméticos
El Todo
El Universo Mental
El Principio de Polaridad
¿Qué es la Cábala?
Los Tres Escalones de la Evolución Personal
Pensamientos de Un Matemático
Poemas de Luz
Palabras para la Reflexión
Poemas Antiguos, Espiritualidad y Sabiduría
Filosofía del Ajuste - Códigos Extraños y Superficiales
Descondicionarse - ENCUENTRO DE UNO MISMO
Lo Bueno y Lo Malo - Categorías del Estado Mental
El Silencio es Oro
La Percepción de lo Evidente en el Camino del Corazón
Sobre la Conquista del Miedo
Búsqueda de Un Sentido a la Vida - Parte 1
Búsqueda de Un Sentido a La Vida - Parte 2
Sobre el Silencio
Tomando Impulso
Acción e Inacción
Evolución Constante
El Hooponopono
El Amor
La Humildad
Mi Verdad
El Canto del Pájaro - una antología de parábolas
¿Quién puede hacer que amanezca?"
DERRIBAR FRONTERAS
Falsas Religiones
La Música, la Armonía y lo Divino
El Proceso Liberador
El Camino del Corazón
El Despertar de Una Nueva Conciencia
Imágenes que Hablan
Oración de Co-Creación
Discernimiento
La Dualidad
El YO Verdadero
La Experiencia del Océano
Aléjate...
Las Tres Preguntas
El Ultimo Mensaje
Los Sueños Espirituales
Los Guerreros de Luz y sus Dificultades
El Lenguaje del Rostro
Paradigma
La Dualidad
Ian Stevenson y las pruebas científicas de la reencarnación
Lazos de Amor
El Triste Reino de Sólo (Sólo Cristo salva... sólo Budha salva... sólo Alá salva...)
La capacidad de estar solo es la capacidad para amar
Los Diálogos del Templo
Diez Citas Para la Reflexión
Creando paz mundial - El Efecto Maharishi
No te preocupes, ocúpate
Conciencia
CORAZÓN ABIERTO...CORAZÓN CERRADO... (por Jorge Oyhanarte)
UNA NUEVA TIERRA - por Eckhart Tolle (fragmento del último capítulo del libro )
Recomendaciones para erradicar la depresión
Acto de Agradecimiento
Oración ADORACIÓN A LA SANTA CRUZ
Enlaces Para la Reflexion
Otros Enlaces de Interés
Album de fotos
imagen
"Confiad en los sueños porque en ellos se esconde la puerta de la eternidad".

Khalil Gibran (El Profeta).


Hay una tradición antigua y universal acerca de la naturaleza de los sueños que ha perdido credibilidad en los tiempos modernos. Esta visión sostiene que algunos sueños tienen un origen divino, que son un portal a los mundos espirituales, y que pueden transmitir mensajes y visiones internas, incluso de carácter profético.

En el Antiguo Testamento hay un versículo que pone en boca de Dios estas recomendaciones: "Escuchad mis palabras: Si hay un profeta entre vosotros, Yo el Señor, me daré a conocer a él en una visión. Le hablaré en un sueño."

Entre los huicholes o wirrarikas de México y muchos otros pueblos indígenas de América, aún se cree que a través de un sueño, un dios o un antepasado puede enviar un mensaje a un marak’ame o chamán en particular o inclusive a un grupo de personas si lo considera necesario.

Los egipcios pensaban que los sueños eran causados por los viajes del alma durante el descanso nocturno. Lo mismo piensan aún hoy millones de personas en la India. Sus más antiguos textos señalan que debido a estos viajes del alma los niños pueden soñar con impresiones de sus vidas pasadas y los ancianos con imágenes de sus próximas encarnaciones.

Los chinos también creían que el alma podía separarse del cuerpo durante el sueño y viajar a los mundos espirituales, donde podía comunicarse con los que ya habían partido, y después regresar al cuerpo con recuerdos de la visita, por eso es que a los altos oficiales chinos se les instaba a buscar guía divina en los sueños a fin de tomar decisiones y realizar juicios con sabiduría.

Los aborígenes australianos tienen dentro de cada tribu un miembro que hace las funciones de "evocador de sueños". Ellos creen que, mediante un ritual, pueden evocar un sueño cuando necesitan ayuda para comprender una relación, una cuestión de salud o el propósito de alguna experiencia determinada. El evocador de sueños, además de guiarles en el ritual, les ayuda a interpretar los sueños que hayan tenido como resultado.

En la antigua Europa, también se tenía en alta consideración la evocación de sueños. El templo griego de Asclepius se erigió en su origen como un lugar de gran energía sanadora donde una persona enferma podía acudir, dormir y tener un sueño intrínsecamente curativo. El rito se fue transformando a lo largo del tiempo y los encargados del templo, o therapeutes, empezaron a hacer de intérpretes de las instrucciones sanadoras ocultas en el simbolismo del sueño. Fue entonces cuando a los sueños se les atribuyó una fuerza curativa menor, y pasaron a ser mensajes crípticos que debían ser interpretados por los terapeutas, los cuales analizaban de un modo adecuado estos comunicados de los dioses con el propósito de determinar el curso correcto para salir de la enfermedad.

Una de las mayores pérdidas de nuestra moderna psicología en su persecución de fundamentos científicos ha sido descartar estas visiones ancestrales, ya que los sueños de carácter espiritual prevalecen hoy en día tanto como en los tiempos antiguos.

Miles de personas reportan sueños proféticos, visitas de familiares y amigos muertos y viajes fuera del cuerpo a localidades lejanas en la Tierra o incluso a dimensiones espirituales. Sin embargo son muchísimas personas más las que simplemente reportan haber recibido inspiración o advertencias útiles durante sus sueños.

Es un hecho comprobado por la ciencia que todos soñamos. Lo que ocurre es que no siempre recordamos nuestras experiencias oníricas. Sin embargo, actualmente tenemos a nuestra disposición distintas técnicas que nos ayudan a recordarlos de una manera cada vez más regular y con mayores detalles.

Cuando llevamos aunque sea un poco de tiempo ejercitando nuestra memoria onírica, enseguida nos damos cuenta de que hay distintos tipos de sueños. Básicamente hay algunos relacionados con nuestro pasado emocional y hay otros que nos ofrecen perspectivas del porvenir.

Lo más fantástico de los sueños es que cuando empezamos a prestar un mínimo de atención a los mensajes que contienen, eventualmente llega un punto en el que comenzamos a recibir consejos prácticos para solucionar los problemas que nos agobian en un momento determinado, para llevar a término alguna investigación o para apoyarnos en algún proceso creativo. Son consejos que vienen directamente del Espíritu.

Ya sea que los consideremos como descargas emotivas del inconsciente, como viajes del alma fuera del cuerpo o como ambas cosas, los sueños siempre dejan dentro de nuestra memoria una serie de imágenes o escenas susceptibles de ser recordadas, estudiadas y, en cierta medida, interpretadas o comprendidas; de tal manera que podemos aplicar estos conocimientos en beneficio de nuestra evolución personal y colectiva.

Al igual que existen ejercicios para recordar los sueños, también existen diversas técnicas que nos ayudan a descifrar su simbología, a re-experimentarlos, a evocarlos y a comprender cabalmente su significado. Incluso hay técnicas que paulatinamente nos permiten entrar al estado de sueño sin perder la conciencia y actuar lúcidamente dentro de estos espacios.

Por todo ello, ahora como antaño, el trabajo con sueños es una aventura fascinante que nos conduce al autoconocimiento y nos permite entrar en contacto con nuestro Espíritu y poner en práctica su inagotable sabiduría.

Karina Malpica
de Taller de Trabajo con Sueños